Martes
17 de marzo
Martes 17 de marzo 09:30
Caravana festera hacía la Mascletà
Actos tradicionales
Martes 17 de marzo 11:00
Homenaje a Afanias Castellón
Actos tradicionales
Martes 17 de marzo 11:00
Visita de las Reinas a la Gaiata 18
Actos tradicionales
Martes 17 de marzo 12:00
Visita de las Reinas a la Gaiata 4
Actos tradicionales
Martes 17 de marzo 12:00
XXX Concurso de paellas intercollas
Actos tradicionales
Martes 17 de marzo 12:45
Encierro infantil
Actividades infantiles
Martes 17 de marzo 12:45
Visita de las Reinas a la Gaiata 11
Actos tradicionales
Martes 17 de marzo 14:00
XXV Concurso mascletaes: 2ª jornada Pirotecnia Turís
Fuegos artificiales
Martes 17 de marzo 16:00
Homenaje a la Gente Mayor en la Pérgola
Actos tradicionales
Martes 17 de marzo 17:45
Visita de las Reinas a la Gaiata 3
Actos tradicionales
Martes 17 de marzo 18:30
Visita de las Reinas a la Gaiata 13
Actos tradicionales
Martes 17 de marzo 19:15
Visita de las Reinas a la Gaiata 2 (Fadrell)
Actos tradicionales
Martes 17 de marzo 20:00
XXXVI Homenaje a Na Violant d'Hongria
Actos tradicionales
Martes 17 de marzo 21:00
Entrega de premios de Gaiatas y llibrets
Actos tradicionales
Martes 17 de marzo 23:00
Nit Màgica
Fuegos artificiales

Tras la jornada festiva en Castelló, la ciudad vuelve un poco a la normalidad durante la jornada matinal. Las mañanas están dedicadas a los más pequeños con espectáculos infantiles en varias plazas de la capital.

Las comisiones gaiateras comienzan a recibir a las reinas y su corte de honor. Hasta que a las 14:00 horas se vuelve a lanzar la mascletà en la Plaza del Primer Molí. Tras ese momento la gente se reparte en los diferentes mesones que hay por toda la ciudad para disfrutar de la jornada vespertina.

Pero si hay un evento que marca el martes es la Nit Màgica. La pirotecnia tradicional, la música y los toros de fuego son los protagonistas. Lo hace contando con la complicidad del público, a la vez actor, de uno de los montajes más participativos del teatro de calle actual. Los demonios y los músicos invitan a los espectadores a bailar debajo de las chispas, en ritual catártico donde todos son partícipes de un mismo culto: la fiesta. Un espectáculo que se vive con los cinco sentidos.